El gerente ofrece unas pinceladas sobre el Plan a los profesionales de Primaria y Especializada.

En este sentido, el gerente del Departamento, Carlos Arenas, afirma que este plan “va a permitir detectar dónde y por qué causas se producen los focos de mayor violencia, para emprender acciones preventivas encaminadas a la protección eficaz de los trabajadores y a evitar potenciales situaciones conflictivas en los centros y servicios sanitarios”.

Por lo que respecta al asesoramiento a aquellos trabajadores que hayan sido objeto de agresiones, la “Guía básica de orientación jurídica” tiene la finalidad de instruirles en las acciones legales que pueden emprenderse en cada situación. Junto con esta guía, el trabajador tiene la posibilidad de recibir asistencia jurídica de los letrados de la Generalitat si así lo precisa. En cuanto al apoyo psicológico, la víctima puede solicitarlo en las Unidades Periféricas del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

Otra actuación que incluye el Plan es la emisión por parte del responsable del centro de un “Manifiesto de rechazo a la agresión”, dirigido al presunto agresor. En él se le informa de su deber de guardar “el debido respeto a las normas establecidas en cada centro sanitario y al personal que en él presta sus servicios, a tenor de lo establecido en la Ley de Derechos e Información al Paciente de la Comunitat y en la Orden de la Conselleria de Sanitat, por la que se aprueba la Carta al
Paciente de la Comunitat”.